Vuelve Día de la Romanidad

Día de la Romanidad vuelve, en efecto. No sabemos ni queremos anunciarlo de otra forma. Tras casi dos años de ausencia, tanto por las restricciones legales a las reuniones, como por simple responsabilidad cívica por nuestra parte, retomamos la actividad de nuestros actividades y celebraciones. Lo hacemos con precaución, claro, porque parece que por fin la pesadilla de esta pandemia que nos ha fustigado durante año y medio empieza a aflojar, pero aún queda antes de que podamos decir que ha desaparecido del todo. Por eso reiniciaremos nuestras actividades este año, aunque con prudencia.

Eso sí: no volvemos retomando nuestras actividades en el punto en el que tuvimos que dejarlas en marzo de 2020 por culpa del COVID-19. No. Sería absurdo por nuestra parte porque muchas cosas han cambiado, empezando porque aún vivimos bajo restricciones que la lógica sanitaria obliga a aplicar. Además, se puede decir que este parón de 18 meses (dieciocho, nada menos) ha «puesto el contador a cero» a muchos eventos. Y eso, puesto que no hemos podido evitarlo, tenemos que reconvertirlo en una oportunidad.

¿Oportunidad de qué?, diréis. Pues oportunidad de reiniciar, casi de resetear, sin abandonar los fundamentos que nos llevaron a crear la celebración de Día de la Romanidad en 2018, pero sí cambiando muchos de nuestros planteamientos, fórmulas y vías de ejecución. Seguimos teniendo como misión de esta aventura los objetivos que nos fijamos al concebirla. Y esos era y son tres:

  1. Poner en valor la herencia romana de nuestra sociedad (y no solo el patrimonio arqueológico, sino también el gastronómico, legal, lingüistico, el aceite, la cerámica, el vino, etc.).
  2. Ayudar a desarrollar el tejido cultural y económico de las distintas poblaciones en las que se celebran actividades de Día de la Romanidad.
  3. Poner de manifiesto los vínculos, las raíces comunes de las que nacen todos los pueblos del entorno mediterráneo, y que no son otras que las de pasado común romano, para fortalecer las relaciones entre los distintos pueblos que ocupan el solar que hace siglos lo fue de la ecúmene romana.

Eso no ha cambiado, así que reabrimos nuestra web para comenzar a preparar actos y celebraciones de Día de la Romanidad, al principio con tiento y sin muchas ambiciones, en espera de que esta situación despeje más y podamos ganar velocidad de crucero. Os tendremos informados.